jueves, 23 de febrero de 2012

Maestra Visitante




Un día una tarea para mí tenía el Señor
Pero yo estaba muy ocupada;
Así que dije: “Busca a otra, por favor, Señor”
O espera que esté desocupada.
No sé cómo le fue al Señor
Supongo que se las habrá arreglado
Pero dentro de mí sentí el dolor
Y supe que con Él mal había obrado.
Un día precisé yo del Señor,
De inmediato lo necesitaba;
Oré a Él con mucho fervor
Pero sentí que no me contestaba
Mas escuché en mi corazón acusador
“Ahora Yo estoy ocupado,
Busca tú a alguien, mejor
O espera hasta que haya terminado”.
Ahora cuando una tarea para mí tiene el Señor
Aunque tenga algo entre manos
la buena obra hago con mucho amor
y nunca vuelvo a desairarlo
Mis asuntos pueden continuar,
O esperar a que haya terminado.
Pues nadie más podrá la tarea acabar
Que el Señor para ti ha señalado.

(Paul L. Dunbar, Specially for Mormons –
Traducción Libre de Delmy Pino)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada