domingo, 10 de mayo de 2009

Bendito es el que obedece


Bendito es el que obedece 
cuando el Señor le da un mandamiento directo, 
pero más bendito es aquel que obedece 
sin haberlo recibido directamente. 
(Mos 2:22-24)

(ENSEÑANZAS DE LOS PRESIDENTES DE LA IGLESIA
BRIGHAM YOUNG, pàg 80)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada