viernes, 11 de abril de 2008

El obedecer a medias


El obedecer a medias es tan malo como la
completa violaciòn de las leyes,
y tal vez peor, ya que el rechazo a medias
y la aceptaciòn a medias
son solamente una falsificaciòn;
es admitir la propia falta
de caràcter y la falta de amor hacia El.

Es en realidad un esfuerzo por vivir
en ambos lados de la lìnea divisoria.

(Liahona, julio 1982 pàg.31)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada