sábado, 19 de enero de 2008

La fuerza màs poderosa del mundo



“Cuando Dios quiere hacer una
obra grande o remediar un gran mal en el
mundo, lo hace de una manera muy curiosa;
no provoca grandes terremotos ni envía rayos.
En lugar de ello, hace que nazca un
niño indefenso, quizás en un hogar humilde,
de una madre insignificante. Y luego Dios
infiltra una idea en el corazón de la madre,
y ella la infiltra en la mente del niño; entonces Él espera.
Los terremotos y los rayos no son las fuerzas mayores en
el mundo. Las fuerzas más poderosas del mundo son
los niños”

The Treasure Chest, editado por Charles L. Wallis, 1965, pág. 53.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada